Declaración del técnico Nativo Peña Clavijo.

El 2 de setiembre el técnico Peña perteneciente a la Dinandro declaró en el juicio BTR lo siguiente:

Que él es suboficial técnico de segunda y que este era su tercer año aproximadamente trabajando en el área operativa en la Dinandro, que si participó en la diligencia de registro domiciliario a la señora Giannotti,  que tiene especialización en análisis forense informático y que estudio este en el Distrito Federal en México.

También indicó que el acta de lacrado de los bienes incautados en el domicilio de Gianotti, se realizó al terminar toda la diligencia. Muchos policías indicaron que se lacraba terminando el registro de cada habitación.

Lo mas importante fue lo que dijo al final de su declaración, dijo que había concurrido a la fiscalía a terminar de sacar copias espejo de todos los dispositivos a los cuales no se les había podido sacar copia en la Dinandro.

Esta aseveración, fue reafirmada al juez Iván Sequeiros cuando le preguntarón “Cómo le consta ese hecho” y el suboficial Nativo Peña Clavijo respondió que “él lo había hecho”… el juez Sequeiros se agarraba la cabeza pues no podía creer lo que estaba escuchando.

Cuando los procesados asistieron al acto de deslacrado en el poder judicial se percataron que todos sus bienes habían sido deslacrados sin las garantías que asegura la ley, estos son la presencia del imputado y la de su abogado, en el caso de Tomasio se determinó que había un desbalance entre los CD’s incautados y los que aparecían en esa diligencia.

También se logró demostrar como las bolsas con que se efectuaron los lacrados originales estaban a simple vista cubiertos con papeles para intentar disimular la violación de los precintos.

Esta declaración brindada por el señor Peña demuestra que los bienes fueron aperturados extra judicialmente.

La corroboración de esta versión se da con la declaración del mayor PNP Lopez al indicar que si fue asignado por su comando a la Fiscalía para apoyar en la visualización de elementos magnéticos sin la presencia de los procesados o sus abogados.

El colegiado dispuso que debido a las tachas interpuestas sobre la manipulación de estos medios magnéticos no fueran parte del juicio oral y basaron su desición en que estos bienes no tenían código hash (md5 o SHA1) inicial a nivel policial y por consiguiente no podían dar fe del contenido al momento de la incutación versus lo que tenían en ese momento.

Ahora conforme avanza el proceso se logró determinar que existe una gran cantidad de dispositivos magnéticos que no cuentan con este código a nivel policial, la sala ya adelantó una resolución en donde excluía ciertos medios justamente por no contar con este, como podra valorarse estos supuestos medios probatorios si de alguna manera la misma sala ya emitió juicio.

Anuncios