Declaración del Vice Almirante Carlos Tubino Arias Schereiber

El día 7 de noviembre declaró ante el colegiado el señor Vice Almirante Carlos Tubino Arias Schereiber, he aquí algunas de sus respuestas ante la Sala:

La primera parte fue sobre Giselle Giannotti y en forma sintetizada dijo lo siguiente sobre ella, que  le parecía era una buena analista y que se le notó experta en la exposición donde él estuvo presente.

La segunda parte estuvo más interesante.  Le preguntaron sobre su actuación como inspector del Ministerio de Defensa durante el Gobierno Aprista y durante la detención de los hoy procesados en el caso BTR.   El  Vice Almirante Tubino,  como inspector emitió un informe en el que indicaba que la Marina de Guerra del Perú nunca había comprado los equipos de interceptación Triggerfish.

El Vice Almirante Tubino se reafirmó en lo que había suscrito como inspector, entonces el juez Iván Sequeiros le señaló lo declarado por el Almirante Rolando Navarrete ante este mismo colegiado acerca de que “a la vista de los documentos que el tenía en ese momento podía decir que si habían ingresado esos equipos a la Marina”, prosiguieron con mostrarle los documentos físicos, donde dice que los equipos si entraron a través de la Dirección de Abastecimientos Navales y que estos fueron llevados a la Estación Naval Alfonso Ugarte (Dirección de Inteligencia de la Marina), a todo esto el Vice Almirante Tubino declaró que su informe se basaba sólo en documentos y que no había indicio alguno de que la Marina de Guerra del Perú habría comprado estos equipos.   Además sostuvo que terceras personas habían tomado el nombre de la Marina de Guerra del Perú para realizar la compra y que dichos equipos habrían llegado a la aduana del Callao y no la aduana de la Base Naval.

Asimismo,  el Vice Almirante Tubino dio a entender que si bien los documentos parecían formatos de la Marina, él no los podía reconocer,  ni dar mucha fe de la veracidad de los mismos ya que él nunca había trabajado en la parte administrativa, sólo había laborado en la parte operativa como Infante de Marina.

Después de este intercambio de opiniones, se notó claramente que el colegiado no quedo muy convencido.

Luego de esto, le preguntaron si conocía al Almirante Sarmiento, a lo que dijo que si, pues era una promoción menos que él y que también había sido Infante de Marina.    A lo que el juez Sequeiros le mostró el documento donde el Almirante Sarmiento efectúa la presentación formal del Comandante Carlos Tomasio a los representantes de la empresa Harris para efectuar el proceso de adquisición de los equipos Triggerfish que deseaba adquirir la Marina de Guerra del Perú.   Después de mostrárselos le preguntaron si habían consultado con el Almirante Sarmiento como parte de la muy exhaustiva y minuciosa investigación, que según él mismo se había realizado en Marina,  para lo que  respondió que “no tenían injerencia sobre el personal civil” y que los retirados eran catalogados como civiles, por lo que este documento no fue tomado en cuenta para la investigación,  respuesta que causo que el juez Sequeiros sonriera, dando a entender que no tenía lógica la respuesta.

Muy hábilmente el juez Sequeiros procedió a preguntar lo siguiente:

Sí el informe emitido por el MINDEF decía que podría ser que terceros hayan tomado el nombre de la Marina de Guerra del Perú para la compra de los equipos Triggerfish, “¿POR QUE NO SE TOMARON ACCIONES LEGALES CONTRA LOS POSIBLES RESPONSABLES DE DICHA COMPRA IRREGULAR?“, al menos porque no denunciaron al Ministerio Público para que inicie las investigaciones sobre Tomasio, Sarmiento, Guevara, Marín Chávez y por qué el MINDEF no tomó esa acción que hubiese sido lo más lógico y correcto?.   En ese momento el Vice Almirante Tubino le tiró la pelota a la Marina, aludiendo que era competencia plena de la Institución hacer ese tipo de denuncias; respuesta que tampoco convenció al juez Sequeiros quien volvió a sonreír.

Quedó entonces flotando una sensación extraña en el ambiente de la Sala, puesto que tratándose de equipos de Inteligencia y que afectaban a la Seguridad Nacional todo quedaba allí…

En opinión personal, el informe que fuese filtrado a la prensa específicamente al periodista Fritz Du Bois, Director del Diario Perú21 y que fuese presentado en el diario que él preside, estaba hecho a la medida y no se ajustaba de modo alguno la verdad.    Sabemos exactamente que ocurrió y que palabras se cruzaron cuando se entregó dicho informe y quién lo hizo;  fueron muy claros al indicarle a esa persona que era imposible engañar al Departamento de Estado Norteamericano, Aduanas de Estados Unidos, línea aérea, Aduana del Perú,  Aduana de Marina y por último a la Dirección de Inteligencia de la Marina de Guerra del Perú;  dijeron que el Capitán de Fragata (r) Carlos Tomasio  era peor que Montesinos,  siendo la respuesta de quien filtró este documento reservado: “Por favor dejen en Paz a la Marina de Guerra del Perú”.

Para conocimiento de todos nuestros lectores a continuación una breve explicación de como se origina todo el proceso de desaduanaje de este material al arribar a aduanas en el Perú.

Por medio de un mensaje naval (confirmado) el Director de Inteligencia de la Marina solicita al Director de Abastecimientos que efectúe el desaduanamiento de acuerdo a una guía aérea de la linea American Airlanes, esta guía se encuentra con una especificación adicional a cualquier otra guía aérea normal; en esta anotación se consigna que el material a transportar tendrá que ser llevado en un vuelo directo de USA al destino y sin escalas; esto debido a que era material con autorización de exportación del Departamento de Estado Norteamericano para el Perú.

El mensaje naval confirmado es uno de los documentos que se le mostraron al Vice Almirante Tubino, él sabe perfectamente lo que eso significa dentro del Ordenamiento Naval, sin embargo, él no le quiso dar el peso correspondiente que todo marino sabe que tiene este tipo de documentación, a pesar que estaba debidamente firmado por el Director de Abastecimientos Navales en el casillero número 1 y a puño y letra se puede leer: acción aduanas (aduana de marina que pertenece a DIABASTE), para los no entendidos esta es una comunicación formal en la Marina de Guerra del Perú.   El promotor de ese mensaje confirmado fue la Dirección de Inteligencia de la Marina.

Toda la documentación forma parte de los anexos del informe enviado por el Ministerio de Defensa, así es que no pueden alegar ahora que son documentos apócrifos cómo quisieron hacer creer a todos en el momento que el Diario Perú 21 y también la Revista Caretas publicaran la carta que fuera suscrita por el Almirante Carlos Sarmiento dando inicio a todo el proceso de adquisición.

Se adjunta copia de la carta publicada:
http://db.tt/ch7xfOEs

Anuncios