Algunas precisiones sobre la declaración de Yonhy Lescano Ancieta en el caso BTR

Antes de empezar a detallar algunas cosas dichas durante la sesión llevada a cabo dentro del proceso conocido como “caso BTR”, me permito trasmitir la incomodidad que sentí al estar presente en una sesión donde hasta el procurador del Estado atacaba al mismo Estado, pues el señor Lescano además de ser testigo fue presentado como miembro de una comisión de investigación ordenada por el pleno del Congreso (Estado) y se supone que el procurador esta para defender al Estado, no para atacarlo, a no ser que esté actuando bajo políticas partidarias y no defendiendo los intereses de esté, realmente de Ripley.

El carga montón realizado durante la audiencia fue más que evidente.  Se notó que inclusive ahora, con este colegiado, aún existe una fuerte carga política y que la decisión que tomen en este caso podrá estar imputada de injerencia política partidaria y no por doctrina jurídica per se.

En mi opinión, el presidente de la Sala no debió pronunciarse de la manera que lo hizo.  Después del exabrupto que tuvo, trató de enmendar el rumbo diciendo que lo que había expresado era a título personal, pero el daño ya estaba hecho; el juez Sequeiros se descontroló.   Por supuesto existen vídeos y muchos testigos que pueden confirmar lo ocurrido, inclusive se notó la incomodidad en las expresiones faciales de ambas vocales, que eran más que evidentes.

En síntesis, el abogado de la señora Giannotti le dijo al presidente de la Sala su apreciación sobre lo acontecido, a lo que el presidente, el juez Iván Sequeiros se quedó sentado con una mirada un poco perdida pues era evidente que interiormente se sentía que había emitido juicio de valor en medio de su acalorada discusión doctrinaria sobre un tema que ni siquiera era parte del proceso, tal como lo dijo, se enfrentó al Congreso de la República deslegitimizando cualquier investigación que se realice o que se haya realizado en este, al cuestionar doctrinariamente el proceso que se sigue desde hace mucho tiempo en todas las comisiones donde citan a declarar a testigos.  En mi opinión, se excedió pues ese era un tema que debió ser tratado en otras instancias y no en medio del proceso del “caso BTR”.   De hecho, el juez Sequeiros dejo ver que los resultados de las comisiones del Congreso no tenían valor, pero que sí tomaría en cuenta el testimonio del congresista Yonhy Lescano Ancieta.

En resumen, con esta actuación el juez Sequeiros también esta deslegitimizando (políticamente) por adelantado cualquier MEGA COMISIÓN inclusive antes de haberse iniciado.  También estaría creando jurisprudencia acerca de que las anteriores comisiones de investigación del Congreso no tienen ningún valor; el congresista Lescano tomó el guante, respondiendo de la siguiente manera, “Nosotros investigamos y ustedes en el Poder Judicial valorarán o dejaran de valorar nuestra investigación”

En pocas palabras, el juez Sequeiros dejo entrever que lo que dictaminaban las comisiones de investigación del Congreso carecían de valor y no le interesaban.

Con lo antes expresado, ahora sí haré un repaso de lo dicho por el señor congresista Yonhy Lescano Ancieta y que deben de ser tomados en cuenta:

*Existen dos versiones sobre el inicio de las investigaciones en torno al “caso BTR”, una que sostienen el Ministro del Interior y el Director General de la PNP, de ese entonces, el General Hidalgo, que dijo que la orden la recibió del presidente Alan Garcia y la otra en que los fiscales y policías que declararon ante el Congreso, que la investigación se instruyó por mandato judicial.

*Que no se pudo tomar declaraciones a los agentes de inteligencia operativa que ingresaron a la casa de la señora Giannotti, porque no pudieron ser localizados.

*Que evidentemente la orden judicial que el juez Edwin Yalico Contreras emitió, donde expresamente se ordenaba la no visualización del material magnético incautado, no fue consignada en la Segunda Resolución del mismo juez con la cual se ingresó al domicilio de la señora Giannotti.

*Que el coronel Farach había declarado que le había parecido muy extraño que la Dinandro haya investigado un tema que no era de drogas.

*Que se evidenció que se había filmado toda la diligencia y que solo se había recibido un vídeo de 45 minutos.

*Que existían fotografías de la diligencia en los interiores del domicilio de la señora Giannotti.

*Que era evidente por las actas y por las fotografías que los dos USB marca Memorex eran físicamente diferentes al momento de su incautación y al momento de entrega de evidencias de la Dinandro al Ministerio Público.

*Que los miembros de la comisión visitaron la Dinandro y verificaron que los materiales incautados estuvieron en una gaveta sin la seguridad adecuada.

*Que sí se había realizado un cambio de los dispositivos USB de color plomo marca Memorex y que podría inferir que los USB marca Boston también podrían haber sido cambiados.

*Que el comandante del Castillo había introducido una Laptop al domicilio de la señora Giannotti pese a que estaba prohibido judicialmente el ingreso de equipo de visualización a cualquier elemento magnético y que cuando la comisión le solicitó la Laptop, esté dijo que la había vendido en el campo ferial “Las Malvinas”.  Hecho que consideró de lo más sospechoso.

*Que existen llamadas telefónicas entre la fiscal Vanessa Aranibar por espacio de aproximadamente 50 minutos el día de la intervención con números de teléfonos de la Embajada Norteamericana y que cuando se solicitó a la fiscal remita la información de con quienes se había comunicado, ella hasta la fecha no ha remitido la información, por ello el congresista Lescano se pregunta: ¿Que esconden?

*Que la Embajada Norteamericana no ha respondido al Congreso sobre este hecho ni entregado los números telefónicos relacionados con esta comunicación.

*Que quizás la fiscal Vanessa Aranibar tiene una relación amical con el señor Rómulo León.

*Que ambos dictámenes, tanto el de mayoría como el de minoría llegaron a la conclusión de que sí se habían cambiado los USB Memorex en la Dinandro y que la diferencia de los dos dictámenes eran que el de minoría sí consideraba responsables a los fiscales que habían participado en las diligencias y a los policías que intervinieron, versus el de mayoría que no indicaba responsables.

*Que la jueza Martínez también tenía responsabilidad por no haber recibido el material entregado por el ministerio público de la manera más adecuada y pulcra, que hizo deslacrar y volver a lacrar el material con lo cual los abogados y los procesados ya no pudieron verificar que los lacrados no hayan sido vulnerados.

*Que el general Hidalgo presentó documentos que en algunos casos no tenían sellos de recepción y que inclusive otros estaban dando cuenta de hechos que aún no habían ocurrido, como cuando informaba que los procesados ya se encontraban en sus celdas y que ya habían pasado todos los exámenes de Ley, totalmente falso pues la señora Giannotti continuaba en la diligencia de incautación de bienes en su domicilio.

*Que no habían revisado el tema del señor Ponce o del señor Tomasio porque la comisión se formó solo para ver el tema de los USB.   En este punto deseo hacer una apreciación personal, el señor Ponce y el señor Tomasio estaban impedidos de dar declaraciones periodísticas, por consiguiente nunca pudieron hacer públicas las irregularidades que sobre ellos se cometieron. Adicionalmente quien denunció públicamente este tema fue el Ministerio Público, por eso, es que se forma esta comisión.  Es completamente falso que se haya conformado solo por el interés de una persona o de una de las partes.

Posteriormente, el señor fiscal inicio su interrogatorio indicando que sí en los USB que habían sido cambiados, al ver que allí aparecían fotos de la señora Giannotti eso no era suficiente para determinar que eran de ella, a lo cual el señor Lescano respondió que ellos no se habían metido a ver el contenido de los USB porque visiblemente se apreciaba que eran diferentes a los incautados y a los entregados al Ministerio Público.  Después de esto, el abogado defensor indicó que cómo es que el señor fiscal podía precisar que habían fotografías en esos dos USB, sí habían sido encontrados totalmente vacíos para lo que el fiscal retrucó indicando que no se refería a esos USB sino a los Boston.

*Sobre la Laptop que ingresó el señor comandante del Castillo, que dice no la utilizo, entonces entiéndase, que No debería haber existido ningún problema en entregarla a la comisión, en vez de indicar que la había vendido en la cachina, incidente bastante sospechoso.

*Que las autoridades del Ministerio del Interior dijeron que existía una dependencia especializada para investigar los delitos que son material de este juicio y no la Dinandro.

Fin Capítulo I

Anuncios