Bienvenido al mundo de humo y espejos

El mundo real. El único mundo.

El santo y seña de la seguridad es: nunca esperes una seguridad infalible, eso es siempre una quimera.

El santo y seña de la inteligencia es: nunca confíes en una fuente de la inteligencia, ninguna es de fiar.

El santo y seña de la clasificación es: nunca confíes en la clasificación más alta, es un cebo para engañar a aquellos que creen que sólo ellos tienen acceso a esa información.

El santo y seña del administrador de sistemas es: pasa desapercibido, grábalo todo, copia, sustituye por algo falso, no se lo digas a nadie, especialmente a ningún otro administrador de sistemas que te delate.

Fuente: Desmontando Wikileaks, Daniel Estulin

Anuncios