Nadie controla el equipo de interceptación Constelación instalado en el edificio de la Dinandro

Una evaluación de las declaraciones brindadas durante el caso BTR por el general Hidalgo Medina y otros oficiales y personal que laboran en el área de interceptación de la Dinandro, nos permite deducir algunas cosas muy importante respecto a quienes verdaderamente ejercen el control de estos aparatos de escucha en nuestro país. Durante el interrogatorio al cual fue sometido el capitán PNP Luis Llerena Tinoco, éste manifestó que desde mucho antes de la implementación de ese centro de escucha, el proyecto “CONSTELLATION”, se estuvo realizando pruebas en diferentes departamentos del Perú, lo que evidenciaría que desde hace tiempo la Dinandro estuvo efectuando interceptaciones telefónicas. No sabemos si con autorización o no de un magistrado a nivel nacional. La resolución de la Fiscalía de la Nación N°1294-MP-FN del 18 septiembre 2009, da cuenta del viaje de unos fiscales a Colombia para poder observar in situ un centro de escucha similar al plan “Constellation”.

No olvidemos el escándalo ocurrido con la revelación de las chuzadas por DAS a personajes políticos en Colombia, durante la gestión de Álvaro Uribe. ¿No les suena parecido o hasta quizá idéntico con lo que se está denunciando? El personal de Dinandro que trabaja para este programa, pasa una serie de requisitos, entre ellos el polígrafo, manejado por interrogadores de la policía antidrogas estadounidense, DEA, pero no tenemos ninguna contraparte por parte de la PNP. Esto quiere decir que nuestra policía aún no ha calificado a su propia gente para pasar una contra prueba. ¿Quién puede asegurarnos que ese personal que trabaja en el proyecto “Constellation” no haya podido ser captado por otra agencia de inteligencia?, ¿Cómo podemos estar cien por ciento seguros de otorgar confianza a ese personal, si no hay un poligrafista de la policía peruana que haya podido realizar la siguiente pregunta a nuestro personal; ¿Alguna agencia o agente externo a su organización, ha tomado contacto con usted sin dar parte a su superior?  Tampoco está reglamentado el llenado de formatos donde se detalla el contacto del oficial y menos, se efectúa el reporte respectivo. Estoy totalmente convencido de que se acabarían muchas malas costumbres que todos las conocen si  el Ministerio Público ejerciera realmente una forma de control sobre este centro de escucha. Sin embargo, ellos se rasgan las vestiduras de que sí, pero nunca a tratan a fondo el control institucional.

Además, ¿para este caso los fiscales pasaron pruebas de polígrafo? Esta normado el tiempo que deben pasarlo?, ¿Existe un reglamento, procedimiento y demás controles de contra chequeo para evitar las ganas de lograr interceptación comunicaciones de terceros no autorizadas por ejemplo, a los políticos de oposición? Recordemos que el mismo ex presidente Alan García indicó bajo juramento en audiencia durante el juicio oral que se designó a la Dinandro por que ésta “tenía experiencia con los equipos”. Entendemos los equipos de chuponeo mucho antes de inaugurar este servicio como “Constellation”. Si nosotros no permitimos el acceso de otras personas al sistema (auditoría externa), es decir, solo los controles de la DEA, y permanece dentro de esos parámetros (de la DEA), continuará el programa sin mayor fiscalización. Lo ancho para mi ( Yo digo quien ingresa y quien permanece según mis intereses) y lo delgado para ti (policías y fiscales, solo los que yo desee). Para este caso infiero que DEA es igual a la gran agencia de espionaje estadounidense, National Security Agency (NSA).

Las centrales telefónicas modernas cuentan con capacidad de conexiones E1, T1 que permiten la interconexión a las fuerzas del orden con estas y de esa manera logran efectuar monitoreo y la interceptación de números telefónicos de interés. La cantidad de números que pueden ser monitoreados en simultáneo estará limitado por la cantidad del tamaño de memoria (Buffer) en el  Front End del equipo instalado físicamente muy cerca de la central telefónica (computadora). También es un factor limitante la capacidad de líneas de transmisión desde las centrales hasta los centros de monitoreo. Cuando decimos centros de monitoreo no necesariamente nos referimos al sexto piso en la Dinandro, podrían existir otros centros de monitoreo no declarados. De acuerdo a lo expresado por el general Hidalgo, existe un convenio firmado a nivel del ministerio de Relaciones Exteriores. Creemos que por salud del país, alguien debería verificar la existencia formal de éste y saber si las comisiones de Inteligencia y de Defensa del Congreso tienen conocimiento. En base a lo expresado anteriormente, se debería verificar si el material ingresado al Perú está debidamente nacionalizado. Si no fuese así, se debería pedir las explicaciones respectivas de cuándo, cómo y con qué autorización ingresaron al país esos equipos. Con esto nos referimos a programas, computadoras, routers, tarjetas electrónicas, interfaces, switch, sistemas de grabación digital, UPS etc.Sería muy interesante de que alguien efectúe una auditoría al software y hardware que se encuentra en funcionamiento para ver si existe algún tipo de troyano embebido en el hardware que permita el acceso no autorizado directamente a las centrales telefónicas desde otro país sin la debida autorización por parte de los supuestos operadores autorizados en la Dinandro. Esta podría ser una forma muy sofisticada de penetración que inclusive podría permanecer en el tiempo (NSA), pues ya se logró una conexión física con la capacidad de poder interactuar con la central tanto a nivel de software como de hardware.

Anuncios