Preguntas que Jorge del Castillo evito responder

Cuatro exministros del gobierno aprista desfilaron ayer por la megacomisión: Luis Nava, Jorge del Castillo, Miguel Hidalgo y Hernán Garrido Lecca en el marco de las investigaciones por el caso Business Track (BTR) e indultos. Los tres primeros aceptaron escuchar las preguntas de los miembros de dicho grupo de trabajo, aunque contestaron lo que más les convino y cerraron filas cuando estas se volvieron comprometedoras. El presidente de la megacomisión, Sergio Tejada, resumió dichas intervenciones en pocas palabras: “No quisieron colaborar con las investigaciones”.

El último de ellos, Garrido Lecca (investigado por el caso BTR y Sedapal), hizo todo un show para no declarar. Según nos revelaron, llegó a la sesión con una maleta entre sus manos y precisó que ya no tenía tiempo para el interrogatorio porque tenía que viajar. “Me han hecho esperar una hora”, aseveró a los congresistas que lo investigan, quienes lo volverán a citar para el próximo miércoles.

Lo concreto es que durante el interrogatorio, Nava (exsecretario general de la Presidencia y exministro de la Producción), Del Castillo (expremier) e Hidalgo (exjefe de la Policía Nacional y exministro del Interior) se acogieron, además, a una polémica sentencia que el Tribunal Constitucional (TC) emitió el pasado ocho de agosto, el cual se ha convertido en el salvavidas de todos los comprometidos en las investigaciones de la megacomisión.

Tejada indicó que esta resolución del TC pretende atar de manos a las comisiones investigadoras, como lo es su grupo de trabajo, imponiéndole una serie de trabas bajo el pretexto de “garantizar el debido proceso de los investigados”. Según los entendidos, una sentencia hecha para entorpecer la labor de la megacomisión y direccionada por el expresidente Alan García.

Por eso, los tres interrogados coincidieron en señalar que no pueden ser investigados ni interrogados dos veces por el mismo caso, en referencia a las declaraciones que dieron en la comisión que investigó estos hechos en el anterior Congreso.

Curiosamente, ese mismo pretexto utilizaron los fiscales Walter Milla y Mateo Castañeda para no acudir el viernes 26 al interrogatorio que se les había programado.

Sin embargo, Tejada aclaró que su labor es diferente, pues las investigaciones de la megacomisión tienen como objetivo detectar solo la manipulación política que hubo en este caso para desaparecer y modificar los archivos digitales que se incautaron a los miembros de BTR Giselle Giannotti, Elías Ponce Feijóo y Carlos Tomasio.

BIEN MOSCAS

Según nos informaron, Luis Nava (investigado por el caso de los indultos) fue el primero que se escudó con esa polémica resolución, al punto que se acordó reprogramar su interrogatorio.

Por su parte, el expremier aprista (por el caso BTR) evadió cinco preguntas (ver recuadro), afirmando que no guardaban relación con los hechos investigados. Las mismas estaban referidas a su vinculación con Luis Amengual Rebaza e Ismael Matta Uribe, ambos implicados en dicho caso. Según reportes periodísticos, el aprista habría ayudado a salir del país a Amengual (guardaespaldas de Del Castillo cuando era alcalde de Lima) y a Matta (infiltrado de la policía en la empresa BTR), para ocupar luego cargos consulares en Estados Unidos como premio por haber delatado las interceptaciones telefónicas de BTR. Para la megacomisión, con Matta y Amengual se inicia el manejo político en este caso.

El interrogatorio de Miguel Hidalgo fue más de lo mismo.

LAS PREGUNTAS QUE DEL CASTILLO NO QUISO RESPONDER

–Usted figura como testigo del matrimonio del señor Luis Amengual Rebaza, el 23 de enero del 2009, justamente el mismo día que fue nombrado al Consulado del Perú en Nueva York, Estados Unidos. Su hermana, María Magdalena Sofía del Castillo Gálvez, también aparece como testigo en dicha ceremonia, lo que indica una cercanía familiar con Amengual Rebaza. ¿Usted tuvo algo que ver con su salida del país?

–Amengual Rebaza viajó junto con su familia el 3 de febrero del 2009 a los Estados Unidos, por lo tanto podríamos deducir que se casó para ingresar este documento a la Cancillería. ¿Ud. conocía los alcances de este trámite?

–¿Sabía usted que su nombramiento en Cancillería solo demoró once días? ¿Quién lo recomendó? ¿Palacio de Gobierno?

–¿Cómo así, un suboficial de inteligencia de la Marina logra un puesto como Agregado Civil en un Consulado del Perú en Estados Unidos, con un sueldo mensual de 7 mil dólares, durante dos años y medio durante el gobierno aprista? ¿Cuál puede haber sido su mérito?

–¿Podría afirmar usted que el contrato de Amengual Rebaza e Ismael Matta Uribe en los Estados Unidos no fue un pago por su delación en el caso Bussines Track?

Tomado de articulo publicado en Diario 16

LUIS ENDO
lendo@diario16.com.pe

Anuncios